04 DIC 2018

10 tendencias en Internet de las cosas (IoT) de Gartner para 2019

El Internet de las cosas (IoT – Internet of Things en inglés) es una tendencia cuyo crecimiento no se puede parar. Por eso, la inversión en el Internet de las cosas es esencial, como coroboró también Nick Jones, vicepresidente de Gartner: “Los directores de sistemas de información que dominan las tendencias innovadoras del Internet de las cosas tienen la oportunidad de conducir la innovación digital en sus negocios”. Naturalmente, para poder dominar estas tendencias de Internet de las cosas, será necesario contar con habilidades y socios adecuados.

Para dirigir las inversiones de las empresas, Gartner ha destacado la lista de las 10 tendencias estratégicas del Internet de las cosas (IoT) para 2019.

Como ya vimos en el artículo anterior sobre las 10 tendencias tecnológicas de 2019 para Gartner, también en las tendencias para el Internet de las cosas la ¡inteligencia artificial no falta!

 

  1. inteligencia artificial;
  2. IoT social, legal y ético;
  3. economía de los datos;
  4. cambio del borde inteligente a la malla inteligente;
  5. gobernanza de IoT;
  6. innovación de sensores;
  7. hardware confiable y sistema operativo;
  8. nuevas experiencias de usuario de IoT;
  9. innovación en chips de silicio;
  10. nuevas tecnologías de redes inalámbricas para IoT.

 

Inteligencia artificial

El crecimiento de los dispositivos de IoT no se puede detener: 14.2  millardos de objetos conectados en 2019, 25 millardos para 2021, estas son las estimaciones de Gartner. Naturalmente, con el aumento de los dispositivos conectados, también aumenta la cantidad de datos producida. La inteligencia artificial podrá ayudar a las empresas en el análisis de esta gran cantidad de datos. Las informaciones obtenidas de los datos, de hecho, determinarán el éxito de las empresas a largo plazo. Además, la inteligencia artificial se podrá usar con excelentes resultados en muchas situaciones del Internet de las cosas.

 

IoT social, legale y ético

Si aumenta la cantidad de datos producida por los dispositivos de IoT, también aumentará la importancia de una serie de problemas sociales, legales y éticos, como la privacidad, la propiedad de los datos y la conformidad con los varios reglamentos vigentes, como el RGPD.

 

Economía de los datos

Grandes cantidades de datos: además de obtener informaciones útiles de los datos, estos pueden ser vendidos (y comprados). Vender los datos, por lo tanto, se convierte en un verdadero activo estratégico para las organizaciones que deben comprender y analizar todos los riesgos y las oportunidades relacionados con la intermediación de los datos.

 

Cambio del borde inteligente a la malla inteligente

En el universo del Internet de las cosas ya se está viendo el cambio de las arquitecturas centralizadas y cloud a las de borde. Sin embargo, desde esta arquitectura ordenada, se pasará a una no estructurada que comprenderá una amplia gama de “cosas” y servicios relacionados, en una malla inteligente y dinámica. Gracias a las arquitecturas de malla, los sistemas de IoT serán más inteligentes, receptivos y flexibles, pero no faltarán complejidades, por lo que las organizaciones deben revisar su infraestructura de TI y equiparla con personal calificado.

 

Gobernanza de IoT

Con la imparable expansión de la tendencia del Internet de las cosa (IoT), las organizaciones deben equiparse con un marco de gobierno adecuado para garantizar correctamente la creación, el almacenamiento, el uso, la eliminación de las informaciones y las actualizaciones de firmware relacionados con los proyectos de IoT.

 

Innovación de sensores

El mercado de los sensores también se está evolucionando rápidamente, una evolución que no se detendrá hasta 2023. Los nuevos sensores detectarán una gama más amplia de situaciones y eventos. Naturalmente, el precio de los sensores actuales bajará o los sensores deberán adaptarse de alguna manera para hacer que las nuevas aplicaciones funcionen. ¿Los consejos para las organizaciones? Controlar las innovaciones de los sensores para identificar las más rentables para el proprio negocio.

 

Hardware confiable y sistema operativo

Las organizaciones que implementan sistemas de IoT, puesto que no tienen el control sobre el origen del software y del hardware utilizados por los dispositivos de IoT, se centran principalmente en el aspecto de la seguridad informática para evitar ataques. Sin embargo, según Jones, para 2023, las organizaciones se centrarán aún más en los aspectos de seguridad implementando combinaciones de hardware y software que hagan que los dispositivos IoT sean más confiables y seguros.

 

Nuevas experiencias de usuario de IoT

La experiencia de usuario IoT se basará en cinco factores: nuevos sensores, nuevos algoritmos, nuevas arquitecturas y contextos de experiencia, experiencias socialmente conscientes y nuevas tecnologías para el diseño de la experiencia de usuario. Estas nuevas tecnologías tendrán que considerar que siempre más los usuarios interactúan con los dispositivos IoT sin el uso de pantallas y teclados.

 

Innovación de sensores

“Actualmente, la mayoría de los dispositivos endpoint de IoT utilizan procesadores convencionales, con arquitecturas ARM de bajo consumo particularmente apreciadas. Sin embargo, las instrucciones y las arquitecturas de memoria tradicionales no son adecuadas para todas las tareas que deben realizar los endpoint “. Presentando las tendencias en Internet de las cosas (IoT), Jones declaró esto y añadió que el rendimiento de las redes neuronales profundas a menudo está limitado por el ancho de banda de la memoria, en lugar de la potencia de procesamiento. De todas formas, Gartner confía en que, para 2023, habrá chips especializados que reducirán el consumo de energía necesario para ejecutar las redes neuronales profundas. Gracias a estos chips, los endpoint de IoT disfrutarán de nuevas funciones como el análisis de datos y el reconocimiento de voz.

 

Nuevas tecnologías de redes inalámbricas para IoT

Las actuales tecnologías de red no logran equilibrar y optimizar todas las funciones que las redes de IoT necesitarían: costos de endpoit, consumo de energía, ancho de banda, latencia, densidad de conexión, costos operativos, calidad del servicio y rango. Según Gartner, las nuevas tecnologías de red IoT están llegando y permitirán a las organizaciones tener más opciones, pero sobre todo más flexibilidad. Gartner, además, añade que al ser próxima la red 5G, sería bueno para las organizaciones empezar a estudiarla y evaluarla.

Elaborado por Lucia D’Adamo