09 MAY 2018

De las contrataciones se ocupará el robot Vera, la inteligencia artificial para la selección del personal

¿Cuántas veces leéis una oferta de trabajo que pide al candidato determinadas características – años de experiencia, conocimiento de un idioma o de un programa específico – y conscientes de no tener los requisitos para aquel puesto, os presentáis pensando que a lo mejor os llamarán por lo menos para una entrevista? Si fuera Vera, la inteligencia artificial para la selección del personal, quien tuviera que llamaros, seguro no os llamaría porque la inteligencia artificial asumida por Ikea para la selección del personal hace entrevistas solo a los candidatos que respetan las características de la oferta de trabajo.

Vera, la inteligencia artificial para la selección del personal

El robot Vera es un ejemplo de inteligencia artificial que se ocupa, por lo menos en una primera fase exploratoria, de detectar a los candidatos idóneos para una específica oferta de trabajo.

Vera fue creada por Strafory, una empresa emergente rusa y actualmente trabaja por Ikea Rusia. Fue elegida para afrontar los miles de curriculum que cada año la multinacional sueca recibe. Antes de llegar en la multinacional sueca, Vera trabajó para otras multinaciones como Auchan, Pepsi y L’Oreal.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial Vera?

La empresa que usa la inteligencia artificial Vera abastece al robot Vera todas las características y competencias que tiene que poseer el candidato. Vera busca estos parámetros entre los curriculum que tiene en su base de datos y en seguida se pone a trabajar para entrevistar al candidato, entrevista que puede ser por teléfono o en videoconferencia. Vera logra hacer 1.500 entrevistas cada día y dedica 8 minutos a cada candidato, 8 minutos en que la inteligencia artificial para la selección del personal le pregunta de sus estudios, de describirse con una palabra, de sus anteriores puestos de trabajo… En pocas palabras, le hace una verdadera entrevista. Sin embargo, esta es solo la primera fase de la entrevista: una vez que el robot Vera habrá seleccionado a los potenciales candidatos, estos serán llamados y evaluados por seres humanos expertos en el campo de los recursos humanos esto porque, como también uno de los padres del proyecto, Alexei Kostarev, ha afirmado: “Los seres humanos siguen siendo los ejores evaluadores, pero Vera les puede ayudar mucho reduciendo los tiempos de selección, sobretodo durante la fase inicial”.

Actualmente Vera habla solo inglés y ruso, su timbre de voz puede ser sea masculino que femenino y es muy elegante y profesional en su blusa blanca y chaqueta negra y con su gafas.

Claramente detrás de la inteligencia artificial Vera hay seres humanos: sus desarolladores trabajaron mucho sobre su léxico dotándola de 13 millardos de ejemplos de sintaxis, palabras y listas de diferentes profesiones para que hable en la manera más natural posible. Además le están enseñando como reconocer las emociones como contrariedad, gusto y rabia.

Por el momento la inteligencia artificial para la selección del personal ayuda al personal de los recursos humanos, pero, para Kostarev, pronto será capaz de decidir por su cuenta a quien contratar. Opinión no compartida por todos los especialistas que piensan que la decisión final de contratar a un nuevo recurso tiene muchas facetas y el ser humano será siempre la persona más adecuada para tomarla.

Elaborado por Lucia D’Adamo, supervisado por Marco Pirrone

Últimas Noticias