12 DIC 2017

Bitcoines: resultados sin precedentes para los inversores

BITCOINES

Los bitcoines (BTC o XBT) son una moneda electrónica basada en la red peer to peer.

La historia de los bitcoines empienza en 2008 cuando un autor que se firma con el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, en un artículo, explica la teoria algorítmica detrás de esta moneda. Luego, en 2009, fue estrenado un programa de código abierto que permite que el propio ordenador pueda participar en la red Bitcoin.

Es importante tener cuidado a la ortografía de su nombre: con respecto a la tecnología o a la red, se usa el término “Bitcoin” con “b” mayúscula, con respecto a la moneda, se usa “b” minúscula (“bitcoin”).

Para los bitcoines no existe un Banco Central que se ocupe de la producción y distribución de la moneda, de hecho los bitcoines son una criptomoneda, creados y gestionados electrónicamente. También para intercambiarse bitcoines no se necesita el control de una entidad externa. Una vez hecha, la transacción no puede ser anulada ni se pueden recuperar esas monedas.

El número de bitcoines tiene un límite: los bitcoines se cifran en 21 millones y para el 2030 habrán sido generados por lo menos 20 millones, en consecuencia los bitcoines van a escasear y su valor real va a aumentar.

Para ganar bitcoines hay que resolver, a través del procesador de su propio ordenador o su GPU (acrónimo de “unidad de procesamiento gráfico”, es decir el procesador de la tarjeta gráfica), cálculos matemáticos. Esta actividad se llama “minería”. La complejidad de los cálculos aumenta cada vez más y por eso hay siempre un mayor consumo energético para ganar bitcoines. Actualmente para resolver un cálculo matemático se consume más energia que la que consume toda Irlanda. Otra manera para ganar bitcoines es comprarlos a un intermediario: en este caso se intercambian Euros por bitcoines. Una vez que se tiene esta criptomoneda, se puede decidir especular guardandola y esperando que el valor siga creciendo para volver a venderla o usarla para comprar servicios. Al respecto existe una empresa emergente en trentino (una región de Italia) “Inbitcoin” que permite hacer compras en las tiendas o pagar exámenes médicos y servicios en bitcoines. Objectivo de esta empresa emergente es transformar el Trentino ed una “Bitcoin Valley”, es decir hacer que la región sea la primera economía basada en los bitcoines. Además existen plataformas como Purse.io que permiten comprar productos vendidos en Amazon en bitcoines gracias a unos intermediarios que aceptan convertir los bitcoines que reciben de quien quiere hacer esta compra en el dinero necesario para completar la transacción.

Los bitcoines pueden ser tranquilamente guardados en su propio ordenador, en una carpeta digital (wallet); cada usuario posee un número arbitrario de pares de llaves criptográficas. Estas son un tipo de firmas digitales que indican la propiedad de la moneda. Es fundamental no perder las propias porque, de otro modo, será imposible para la red Bitcoin reconocer la propiedad del dinero y esa suma será perdida para siempre, ya no podrá ser utilizada por nadie; en los años pasados ya se verificaron situaciones así.

El valor de los bitcoines depende de la ley de la oferta y demanda. A finales de 2009 un bitcoin valía 0,00076 $, en el segundo fin de semana de diciembre de 2017, un bitcoin alcanzó la cifra de 18 mil $. ¡En diciembre, de hecho, el valor de los bitcoines ha crecido de forma vertiginosa!

Una curiosidad: también los protagonistas masculinos de la famosa serie “The Big Bang Theory” han invertido en los bitcoines (11×09). Desafortunadamente, por una broma de Sheldon que quería vengarse por haber sido excluido de la actividad de minería, los bitcoines ganados por sus amigos se han perdido irremediablemente y como hemos visto, en estos casos ya no se puede hacer nada.

BLOCKCHAIN

En la base del funcionamiento de los Bitcoines, está la tecnología Blockchain, tecnología que logra garantizar la seguridad y la transparencia de las operaciones. La Blockchain es una base de datos distribuida. Eso significa que la base de datos no se encuentra fisicamente en un solo servidor (ordenador), sino se encuentra en el mismo tiempo en todos los ordenador conectados a la red. En esta manera es posible acceder rápido a las varias informaciones porque se explota la potencia de cálculo de todos los ordenadores conectados. Esta base de datos permite gestionar y mantener un registro de todas las transacciones que hacen los nudos en la red. La red tiene que verificar la validez de cada transacción.

El funcionamiento de la Blockchain es el siguiente: cada vez que entre 2 personas hay una transacción, en la red se registran todas las informaciones relativas a la transacción, sobretodo se añade un “timestamp” (marcador temporal), es decir una secuencia de carácteres que identifica la hora y la fecha del evento. Entonces la transacción aparece en la red para ser verificada y aprobada por los participantes en la Blockchain. Así se crea un nuevo bloque que guarda todas las informaciones y este nuevo bloque, una vez autorizado, puesto a validez y ejecutado, se añade a la cadena de bloques que ya existen en la Blockchain. Los participantes pueden acceder en cualquier momento a todos estos bloques. Es muy importante subrayar que una vez que la transacción ha sido aprobada, ya no puede ser cambiada, al menos que el cambio no sea aprobado otra vez por la red entera.

PROBLEMAS DE SEGURIDAD DE LA BLOCKCHAIN

En la Blockchain un papel importante lo juega el “Minero” que pone a disposición la potencia de cálculo de su procesador para ejecutar los varios cálculos complejos (hashing). Si una persona controlara más de la mitad de la potencia de cálculo que actualmente se usa para la actividad de minería, esta persona podría escribir un historial financiero alternativo que sería realidad y cambiaría el juego. Eso significa que los mineros que actualmente existen, no pueden dejar su actividad para que no occura eso.

Otro problema se refiere a las informaciones que se comparten: todos pueden saber determinadas informaciones sobre el usuario (aunque sea anónimo). Hagamos un ejemplo: un usuario quiere transferir unos bitcoines a otro usuario: este último puede saber cuántos bitcoines tiene el otro usuario, cuáles gastos ha sostenido en pasado y cuánto ha gastado. Este intercambio obligado de informaciones naturalmente no es muy seguro para los datos de un usuario.

Por último un obstaculo a la difusión de la tecnología Blockchain es el hecho de que para realizar las transacciones se necesitan algunas específicas y complejas competencias informáticas que no todos poseen.

En este periodo los expertos se dividen entre los que consideran los bitcoines el principio de una nueva era monetaria y financiera y los que, en cambio, temen que de un momento a otro las cotizaciones se derrumbarán de repente. Para saber lo que pasará, solo podemos esperar.

Elaborado por Lucia D’Adamo, supervisado por Marco Pirrone