03 JUL 2018

Almacén de datos, los datos para la gestión de la empresa

Almacén de datos, qué es

El desarrollo de los sistemas de información y de la web ha creado una gran cantidad de datos. El uso de este patrimonio de información de la empresa se realiza a través de las tecnologías de Almacén de Datos (Data Warehouse, en inglés).

El Almacén de Datos es una base de datos que mantiene toda las informaciones sobre las actividades de la empresa y que la administración usa para tomar decisiones estratégicas.

Es un sistema que permite la integración de los datos de la organización, normalmente ubicados en diferentes fuentes de información, en un único almacén de datos, bien organizado para estar utilizable por usuarios que se encuentran en diferentes niveles de la jerarquía de decisiones de la empresa.

Desde este punto de vista, un almacén de datos realiza un “proceso de creación del conocimiento”: a partir de los datos dispersos de la organización (que están tanto en el entorno operativo como en  fuentes de datos externos), a través de una serie de pasos y con la adopción de adecuados instrumentos de procesamiento y transformación de los datos, se obtienen informaciones útiles para el usuario que se estructuran para que estén lista para la consulta y que, por eso, representan una base de conocimiento organizacional.

 

Almacén de datos, ¿qué uso en la empresa?

Los objetivos fundamentales del almacén de datos son:

  • hacer que las informaciones de una empresa sean fácilmente accesibles: el contenido del almacén de datos debe ser comprensible, intuitivo y obvio para el usuario de la empresa, no solo para el desarrollador. El contenido debe etiquetarse de manera significativa para que los usuarios que deseen separar y combinar los datos en combinaciones casi infinitas, tengan tiempos de espera mínimos;
  • presentar las informaciones de la compañía de manera coherente: los datos tienen que estar ensemblados cuidadosamente de una amplia gama de fuentes en torno a la compañía, tienen que estar limpios, es decir que su calidad debe estar garantizada, y tienen que ser distribuidos solo cuando estén  aptos para el consumo por parte del usuario;
  • ser adaptables y flexibles a los cambios, a las necesidades de los usuarios, a las condiciones empresariales: los datos y la tecnología están sujetos a cambios a lo largo del tiempo. El almacén de datos debe estar diseñado para manejar estos cambios inevitables;
  • ser un bastión seguro para proteger las informaciones: el almacén de datos debe controlar eficazmente el acceso a las informaciones reservadas de la empresa;
  • útiles como base para tomar mejores decisiones: un almacén de datos solo tiene una salida verdadera, es decir, las decisiones tomadas después de que el almacén de datos haya presentado sus evidencias;
  • compartir y hacer que la comunidad empresarial acepte el almacén de datos. A diferencia de la reescritura de un sistema operativo, donde los usuarios de la compañia no tienen más remedio que usar el nuevo sistema, el uso del almacén de datos puede ser opcional. La aceptación de los usuarios de la empresa se basa sobretodo en la simplicidad del almacén de datos.

Arquitectura y diseño de un almacén de datos

El ciclo de vida del almacén de datos comienza con la planificación del proyecto. En esta fase se evalúa el grado de prontitud de la empresa a una iniciativa de almacén de datos, se establece un objetivo principal y una justificación, se obtienen los recursos y se lanza el proyecto.

La segunda operación principal se centra en definir las necesidades de la empresa. La alineación del almacén con las necesidades de la empresa es absolutamente esencial. Las tecnologías más avanzadas no servirán para recuperar un almacén de datos que no se centre en la empresa. Los diseñadores de un almacén de datos deben comprender las necesidades de la empresa y traducirlas para el diseño del almacén de datos.

El diseño de la arquitectura técnica establece la estructura general que soporta la integración de tecnologías múltiples. Usando las características identificadas en el diseño arquitectónico como una lista de compras, se procede con la evaluación y la selección de productos específicos.

La parte central del ciclo de vida se centra en los datos. Se empieza traduciendo las necesidades en un modelo dimensional, que luego se transforma en una estructura física. El enfoque se centra en las estrategias de elaboración de las prestaciones, como la agregación, la indexación y la subdivisión, durante las actividades de diseño físico. Por último, pero no menos importante, se diseñan y desarollan los procesos de extracción-transformación-carga (ETL) del área de stage de los datos.

El último grupo de operaciones generadas por la definición de las necesidades de la empresa consiste en el diseño y desarrollo de aplicaciones analíticas. El proyecto del almacén de datos no termina cuando se producen los datos. La tecnología, los datos y los rastros de las aplicaciones analíticas se combinan con una buena dosis de formación y apoyo para una distribución bien organizada. Después de eso, será necesario un mantenimiento continuo para garantizar que el almacén de datos responda a todas las necesidades que el tiempo y un mayor conocimiento de los datos puedan dar. Finalmente, se gestiona el crecimiento futuro del almacén de datos, dando lugar a proyectos consecutivos, cada uno de los cuales regresa al inicio del ciclo de vida.

 

Diferencia entre almacén de datos y base de datos

La principal diferencia entre una base de datos operativa y un almacén de datos está dada por el tipo de consultas. En las bases de datos, las consultas ejecutan transacciones que normalmente leen y escriben un reducido número de registros de diferentes tablas vinculadas por relaciones simples. Este tipo de procesamiento suele denominarse Procesamiento de Transacciones En Línea (OLTP). En cambio, el tipo de procesamiento para el que nacen los almacenes de datos se denomina Procesamiento analítico en línea (OLAP) y se caracteriza por un análisis dinámico y multidimensional que requiere la exploración de una gran cantidad de registros para calcular un conjunto de datos numéricos de resumen que cuantifican las prestaciones de la empresa.

Las peculiares características únicas de las interrogaciones OLAP hacen que los datos en el almacén de datos estén normalmente representados en forma multidimensional. La idea básica es ver los datos como puntos en un espacio cuyas dimensiones corresponden a otras tantas posibles dimensiones de análisis allá donde cada punto, representativo de un evento ocurrido en la empresa, se describe a través de un conjunto de medidas de interés para el proceso de toma de decisiones.

 

¿Cuáles son las ventajas que pueden obtener las empresas y la administración pública utilizando los almacenes de datos?

Las empresas deben ser “ágiles” y rápidas para responder a los cambios en un área de negocios en constante evolución, para que puedan aumentar su ventaja competitiva. Para tener éxito en el mercado, las empresas necesitan las informaciones que les ponga en condición de conocer los hechos, de tomar decisiones rápidamente y de la experiencia para actuar sin problemas. Al mejorar la agilidad empresarial mediante la adopción de un almacén de datos sólido, las empresas obtienen tres beneficios específicos:

  • una mejor visión;
  • mayor eficiencia en situaciones complejas;
  • la oportunidad de ser innovadoras.

La capacidad de una empresa de percibir y responder a los cambios eficazmente hace que esta sea ágil. Todas las inversiones y todos los procesos de negocios adoptados deben contribuir a mejorar la agilidad empresarial. El grado más alto de agilidad empresarial se alcanza con el conocimiento, la visibilidad y las soluciones que permiten a una empresa procesar los datos que posee en forma más rápida para responder de manera eficiente – produciendo beneficio – a los cambios inesperados. Las empresas, por lo tanto, pueden gestionar y superar una complejidad cada vez mayor, anticipando el conocimiento de las tendencias del mercado, generando beneficios y persiguiendo nuevas oportunidades, todo esto mientras que sus competidores aún intentan entender lo que está pasando.

 

¿Cómo Consulthink ayuda las empresas que desean implementar soluciones de almacén de datos?

Consulthink puede ayudar a sus clientes en todas las fases del proyecto de almacén de datos, gracias a su equipo altamente especializado en proyectos de almacén de datos e Inteligencia Empresarial. Experiencia adquirida en el campo, trabajando para grandes clientes, públicos y privados. Nuestros profesionales están a su servicio, ofreciéndole el modelo de almacén de datos que mejor se adapta a las necesidades de su empresa y ofreciéndole a lo largo del tiempo un servicio de mantenimiento que pueda analizar siempre mejor los datos, permitiéndole responder de manera rápida y mejor de sus competidores a las tendencias del mercado para beneficiar de nuevas oportunidades.

Elaborado por Lucia D’Adamo, en colaboración con Marta Salazar, supervisado por Marco Pirrone

Últimas Noticias